Tras casi cuarenta años olvidada, un día apareció la receta del vermut casero elaborado por nuestros abuelos.

Al encontrar ese tesoro, rápidamente nos pusimos manos a la obra para rescatar la tradición del vermut familiar. Después de dos años de pruebas y ciertos cambios sobre la base Inicial, podemos mostrar orgullosos el renacer de Pureta. 

Espíritu viejoven, vividor y siempre cargado de razón, así es la filosofía de Pureta, un vermut que ayuda a resolver todos los problemas del mundo apoyando el codo en la barra los domingos a la hora del aperitivo como un auténtico superhéroe. 

Receta

Vino añejo + ajenjo + coriandro + enebro + hibisco + canela + naranja + vainilla + regaliz + angélica + ingrediente secreto

Apariencia

Vermut rojo, de apariencia clara, lágrima densa. Intensidad alta de color caoba.

Fase Olfativa

Nariz limpia, de intensidad alta, con una presencia de canela, herbáceos agradables, piel de naranja, notas oxidativas y de frutos secos tipo nuez moscada, vainilla...

Fase Gustativa

En boca es dulce, que equilibra un alcohol alto por medio de un amargor bien comedido, acidez baja,  cuerpo medio (+), intensidad de sabor alta, con presencia de frutos secos, especias de tipo ajenjo, enebro, canela, coriandro y afrutados de tipo corteza de naranja, con un final medio-largo con persistencia de notas amargas y de especias con una sensación muy equilibrada entre alcohol-amargor-azúcar-acidez que hace que la concentración y la persistencia sea elegante.